fbpx

Descubre cómo el sellado de la madera influye directamente en su durabilidad de la instalación.

¿Por qué sellar o no la madera puede aumentar o reducir la durabilidad?

La madera, por su origen natural, es un material sostenible, renovable y respetuoso con el medio ambiente, óptimo en una Economía Circular. La madera atesora un conjunto de beneficios medioambientales que la diferencian del resto y la hacen que sea única.

A pesar de ello, existe una creencia de que no es un material durable y se estropea, este concepto es erróneo ya que la madera es un material natural que crece en la formación del árbol y está preparada para resistir su peso, ofrecer resistencia y tener propiedades estructurales.

¿Qué hay que tener en cuenta cuando se trabaja con madera para conseguir la máxima durabilidad?

La madera es un material vivo que experimenta movimientos ante los cambios de humedad y temperatura:

  • Temperatura: aguanta mejor las temperaturas bajas que las altas. La temperatura óptima está entre 20 y 24 grados centígrados. Un cambio brusco puede ser causar abombamiento y grietas.
  • Contenido de humedad: provoca deformaciones y la aparición de hongos o moho, tanto por la exposición a la lluvia (exterior) como al vapor (interior).

Por esta razón, dado que es un material vivo que experimenta constantes movimientos, es imprescindible utilizar un sellador lo suficientemente elástico que se adapte a estos movimientos de dilatación y contracción, tantas veces como sea necesario.

SINTESEL MADERA:

SINTESEL es la marca líder en sellados de madera gracias a su exclusiva fórmula Sintética Siliconizada. Con esta tecnología consigue sellados extensibles hasta un 1000%: Elasticidad y recuperación elástica muy superior a los acrílicos cargados, que acaban agrietados y deformados. SINTESEL se adapta a los movimientos de la madera, es imbatible en comparación a productos similares. Esta ventaja es muy importante cuando se trata de trabajar con la madera, ya que este material con el tiempo va cambiando en forma y tamaño y necesita productos que se “adapten” a sus cambios. SINTESEL no se agrieta.

A diferencia de las siliconas neutras o ácidas, SINTESEL es barnizable y pintable.

Fórmula sin disolventes, no tiene olor, en fresco, se elimina fácilmente con agua y además es de fácil alisado.

Para conseguir acabados invisibles, está disponible en una amplia gama de colores: Blanco, Haya. Roble, Cerezo, Roble gris claro, Roble gris oscuro, Nogal, Lino Cancún, Haya, Castaño, Roble, Cerezo, Nogal y Wegue.

Por todas estas características, es un producto ideal para trabajos de acabado y sellado de juntas en rodapiés, suelos de madera, tarimas, marcos de puertas, zócalos, armarios y piezas de madera y sellado de juntas entre madera y construcción (puertas, ventanas, etc.).

SINTESEL MADERA está disponible en tubos de 125ml y cartuchos de 300ml.

Noticias relacionadas