fbpx

Cómo garantizar el aislamiento térmico de paredes gracias al revestimiento

Una de las mejores opciones para decorar y reforzar el aislamiento térmico de paredes son los revestimientos de pared. En este artículo en concreto, nos centraremos en los revestimientos para paredes interiores.

Existe un gran abanico de posibilidades para elegir según el material o el acabado estético que deseemos para la habitación. Así que, a la hora de decantarte por uno u otro, debes tener en cuenta cuál es el que mejor combina con el estilo de la casa, qué mantenimiento requiere y cómo debe instalarse.

¿Qué tipos de revestimientos existen para el aislamiento térmico de paredes?

 

  • Paneles de madera: son una buena opción para cubrir imperfecciones y mejorar el aislamiento térmico y acústico ya que se trata de un material aislante. Aportan a la habitación un ambiente cálido y rústico, pero hay que tener muy en cuenta que si se trata de madera natural requiere bastante mantenimiento.

 

  • Mármol: proporciona un aire elegante y distinguido a cualquier estancia. Existen materiales que lo imitan bastante fielmente por lo que, si nos gusta esta opción, pero el precio nos parece elevado, podemos optar por ellos.

 

  • Cerámica, piedra y pizarra: son una de las opciones más escogidas para, por ejemplo, darle un toque diferente a una parte de nuestro salón. Eso sí, no abuses de estos revestimientos porque la estancia puede quedarte demasiado recargada.
  • Vidrio: entre las ventajas de esta solución destaca la luminosidad a que porta al espacio y que consigue una comunicación fluida entre dos estancias. Es un material frío, pero puede quedar bien combinado con otros materiales más cálidos. Además, las alternativas son casi infinitas ya que existen vidrios de todos los colores, formas, texturas, se les puede pegar vinilos, etc.

 

  • Metal: el metal transmite una estética industrial muy vanguardista. Combinado con ladrillo, hormigón o con elementos de decoración reciclados, puede quedar un ambiente realmente atractivo y rompedor.

 

  • Azulejos: aunque es un material típico para baños y cocinas, actualmente se ha ampliado mucho su uso y puede usarse en cualquier estancia. Su ventaja es su fácil limpieza y la diversidad de formas y tamaños.

 

  • Fibras naturales: una de las opciones más sostenibles. El corcho o el junco son buenos aislantes y dan un aspecto diferente y atractivo a la estancia en la que se colocan. Sin embargo, requieren de bastante mantenimiento y acaban deteriorándose con el tiempo.

La importancia de la instalación de los paneles para el aislamiento térmico de paredes

Disfrutar de un buen aislamiento térmico en el hogar es esencial para garantizar el confort de sus habitantes, ser eficientes energéticamente y conseguir que la construcción sea más sostenible.

Ya sea en invierno o en verano, disponer en las paredes de tu hogar de aislante térmico te permitirá ahorrar en el consumo de electricidad ya que ayuda a mantener una temperatura óptima en el hogar.

Una instalación deficiente de los revestimientos de pared ya sea por una mala colocación o por haber utilizado productos ineficientes para llevarla a cabo, puede perjudicar el aislamiento térmico de la vivienda.

Elige los mejores productos para la instalación de los revestimientos

A la hora de fijar el revestimiento a la pared, procura elegir productos que garanticen una sujeción fuerte y duradera. Nuestra primera recomendación es Power Fix, un adhesivo de montaje imprescindible para cualquier trabajo de construcción.  Entre sus ventajas, cuenta con un agarre instantáneo y un tiempo de curado muy breve. Además, aporta una fijación rápida, elástica, fuerte y duradera. Hace que el trabajo sea rápido y está preparado para todo tipo de materiales, incluidos materiales pesados.

Nuestra segunda recomendación es Fijación 60 segundos, un adhesivo en espuma que, como su propio nombre indica, pega con firmeza a los 60 segundos. Elegir este producto implica ganar tiempo, mejorar la calidad y el confort del trabajo. Sustituye el adhesivo tradicional que estás usando y sorpréndete de lo efectivo que es nuestro adhesivo en espuma. Es 25 veces más ligero que el mortero tradicional y no genera polvo ni suciedad.

Como veis, cada pequeño detalle cuenta a la hora de garantizar el aislamiento térmico de una vivienda. Apuesta por productos de calidad y gana en eficiencia. Si eliges bien, ganamos todos.

Noticias relacionadas