fbpx

¡Ni una gota fuera! Así se arregla y se garantiza el aislamiento para piscinas

Cuando llega el calor, mucha gente sueña con pasar el verano en una casa con piscina. Pero parece que son pocos los que se imaginan todos los problemas con los que nos podemos encontrar en estas estructuras. Como instaladores, es necesario que sepamos cómo resolverlos de la mejor manera posible. En este artículo os contaremos cómo podemos rehabilitar y garantizar la estanqueidad para piscinas.

¿Qué tipo de averías pueden presentar las piscinas y cómo afecta a su aislamiento?

Lo primero de todo es conocer qué tipos de piscinas hay. Están las de obra, que se fabrican principalmente con hormigón; las prefabricadas, donde destacan las de fibra de poliéster; y las desmontables, que pueden ser de madera, resina, PVC o incluso hinchables. Si hablamos de las últimas tendencias, las piscinas de arena, minerales y de cristal están entre las opciones más destacadas.

Son varios los motivos que nos pueden llevar a rehabilitar una piscina. La mayoría están directamente relacionado con fugas de agua, así que será primordial garantizar la impermeabilidad y la estanqueidad de las piscinas. También es muy importante tener en cuenta que hacerlo demasiado tarde puede convertir una avería en un problema muchísimo mayor. Así que, cuanto antes lo atajemos, mejor.

¿Qué tipo de daños puede tener una piscina?

Estos son los más comunes:

  • Fugas o pérdidas de agua: se trata de una de las averías más habituales en cualquier piscina y suele aparecer a medida que estas cumplen años. Las causas más comunes de una fuga de agua pueden atribuirse a la existencia de grietas en el vaso de la piscina o a roturas de las tuberías.
  • Fisuras en el vaso: se trata de grietas largas y estrechas que aparecen en el material con el que esté construido el vaso de la piscina, que, básicamente, es la estructura que contiene el agua.

En el caso de que la grieta sea superficial y se pierda poca cantidad de agua, la solución pasa por la reparación rápida de la misma, ya que puede ir a más. En ocasiones puede ser tan pequeña, que la utilización de algún impermeabilizante o sellador de grietas, puede solucionar el problema.

  • Rotura de tuberías: a veces las tuberías de la instalación se agrietan lo que produce una pérdida de agua muy pequeña aunque constante.

¿Cómo puedo rehabilitar y hacer estanca una piscina?

Una vez conocidos los problemas, vayamos a por las soluciones. Te acercas a la piscina, te asomas al borde y allí la ves: la grieta. ¡Es el momento de enfrentarnos a reparación!

Te contamos qué productos necesitas para cada situación. Por ejemplo, ¿está la piscina llena o vacía?

Cómo arreglar una grieta en una piscina sin agua

Si no tiene agua podemos utilizar productos como un buen sellador de piscinas. Este producto garantiza una resistencia constante en zonas en contacto con agua, algo imprescindible para reparar y mantener la estructura en el mejor estado posible. Además, como novedad, nos gustaría destacar que es resistente al cloro por lo que mantendrá sus excepcionales cualidades incluso al entrar en contacto por este químico.

¡Apunte importante! Para garantizar la máxima eficiencia, será necesario que limpies la piscina para conseguir la mejor adherencia posible del material.  Como consejo, puedes utilizar un cepillo (vale hasta uno de dientes) y un pincel mojado con cloro para eliminar la suciedad (moho) que puede haber. Al ser una zona expuesta a humedad constante, es normal que haya suciedad.

Cómo arreglar una grieta en una piscina con agua

Hace años cualquier procedimiento para reparar una piscina habría comenzado con su vaciado. Por suerte, ahora mismo hay disponibles productos capaces de llevar a cabo el arreglo incluso bajo el agua.

Uno de ellos es la Masilla Piscinas Pega y Sella. A parte de ser capaz de pegar bajo el agua o ser aplicable en superficies húmedas, soporta vibraciones, golpes y movimientos de dilatación y contracción. Es súper resistente (Hasta 250kg/10cm2), permite pegar mosaicos y azulejos, repara grietas en hormigón y PVC y puede aplicarse sobre ladrillo, cerámica, hormigón, piedra, poliestireno, policarbonato, vidrio, PVC, madera, OM, aluminio, metales y plásticos. Y, repetimos, ¡sin necesidad de vaciar la piscina!

Pese a que se ha avanzado mucho en el desarrollo de nuevos productos, no queremos dejar de mencionar la utilidad de los morteros especiales para piscinas. Una de las mejores opciones es Bricofix para piscinas. Aunque para utilizarlos es necesario vaciar la estructura, destacan por su gran resistencia. Además, garantizan reparaciones duraderas y son útiles para pegar de nuevo azulejos, en caso de que la avería de la piscina esté relacionada con esto.

Existen muchos motivos para rehabilitar una piscina, pero solo existe una forma correcta de hacerlo: utilizando los mejores productos.

Fuentes: Idealista, Gresitepiscinas, Piscinas Lara 

Noticias relacionadas