Conseguir un aislamiento térmico y acústico en todos los niveles

Imaginemos que estamos en pleno invierno. Fuera, en la calle, sopla un viento fuerte acompañado de lluvias torrenciales y hace tanto frío que, de un momento a otro, es posible hasta que nieve.

Entre tanto, una familia llega a su casa, un hogar equipado con ventanas y puertas de una calidad excepcional que no permitirán que el invierno llegue al interior ni que se pierda ese clima tan agradable que mantiene su calefacción.

Pero ¡menuda sorpresa! Al entrar comprueban que hace un frío terrible, que la humedad se ha hecho con el control de las estancias y que se escuchan todos los ruidos de la ventisca en su casa. ¿Cómo es esto posible? La explicación es muy sencilla: debido a una mala instalación de ventanas, puertas o cubiertas.

A la hora de construir un edificio, es importante utilizar materiales eficientes para conseguir un buen aislamiento térmico y acústico en la construcción, especialmente en muros, cubiertas y ventanas. Es la única forma de evitar pérdidas de energía y de conseguir mantener la temperatura deseada en el interior de las estancias. Una garantía para cuidar el medio ambiente y a los propios inquilinos, su comodidad y su bolsillo.

El IDAE, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, calcula que más de la mitad de las viviendas en España no cuenta con aislamiento térmico alguno. Un correcto aislamiento térmico de ventanas puede ayudar a ahorrar la no desdeñable cifra de hasta un 25% en la factura energética.

La espuma de poliuretano profesional PRO ENERGY de expansión controlada de Quilosa está especialmente desarrollada para la instalación de ventanas y puertas. Entre sus puntos fuertes, destaca el ahorro energético: elimina los puentes térmicos de forma eficiente y permanente reduciendo la pérdida de energía hasta en un 60%. Además, también garantiza el aislamiento acústico de la construcción.

Garantizar el aislamiento térmico y acústico en el interior con una correcta instalación

Para conseguir un aislamiento térmico y acústico en el interior eficaz tendremos en cuenta todo el proceso de instalación: la preparación de la superficie, la preparación del producto y la aplicación del mismo.

Conseguir un aislamiento térmico y acústico eficaz: preparación de la superficie

No hay ningún tipo de superficie que se le resista. La espuma se adhiere a ladrillo, hormigón, yeso, madera, metales, espuma de poliestireno, PVC duro y tubos rígidos de poliuretano.

Pero, sea cual sea el material, lo primero es garantizar que la superficie de trabajo esté limpia y desengrasada. También es importante, en este primer paso, proteger el resto de elementos para que no se vean dañados por la espuma. Por ejemplo, nunca está demás cubrir el suelo por si cae sobre él algo de espuma durante la instalación.

Preparación del producto

Antes de nada, no hay que olvidarse de usar guantes protectores. Una vez que ya hemos garantizado la seguridad de nuestras manos, se agita con fuerza el bote (con la válvula boca abajo) para mezclar a fondo los componentes y se enrosca el bote al aplicador.

Aplicación del producto

La posición de trabajo del bote es de “válvula boca abajo”. Para rellenar los huecos verticales con espuma tiene que hacerse de abajo hacia arriba. Es importante tener en cuenta que no se debe rellenar el hueco por completo ya que la espuma aumentará de volumen.

Si la aplicación se interrumpiera durante más de cinco minutos, el usuario tendrá que limpiar la boquilla del aplicador que contenga espuma fresca con un limpiador de espuma de poliuretano y agitar el bote antes de su uso.

Inmediatamente después del endurecimiento completo de espuma, debe ser asegurado contra la exposición a los rayos UV utilizando, por ejemplo, yeso o pintura.

Conseguir un correcto aislamiento termico y acustico en la construcción no es una tarea sencilla

Es necesario garantizar que tanto los materiales como los productos utilizados sean la mejor opción para conseguir nuestro propósito. Además de asegurar, en cada parte del proceso de la instalación, que se está actuando en pos de conseguir los mejores resultados en todos los niveles.

Siguiendo estos pasos lo habremos conseguido. El aislamiento térmico y acústico de los elementos que hayamos instalado será eficaz y logrará tanto evitar las pérdidas de energía como los ruidos del exterior.

Noticias relacionadas