Cómo lograr el aislamiento térmico del tejado en la instalación de las placas solares

La civilización maya adoraba al sol y lo consideraban una deidad cósmica encargada de dotar de fuerza, energía y poder a todo el universo. No se alejaban mucho de la idea que actualmente tenemos de este astro, ¿verdad? Sobre todo, en tiempos en los que las energías renovables, y en especial la energía solar, están cobrando tanta importancia para frenar el calentamiento global y construir un planeta más sostenible.

Sin embargo, para conseguir el máximo respeto al medio ambiente cuando instalamos placas solares en los tejados de una vivienda, debemos tener en cuenta qué materiales utilizaremos para lograr la máxima eficiencia. En este artículo damos algunas buenas ideas.

 

Energía solar y sostenibilidad

La energía solar es la producida por la luz –energía fotovoltaica- o el calor del sol –termosolar- para la generación de electricidad o la producción de calor. Se trata de una fuente de energía inagotable y renovable, al contrario que las fuentes tradicionales de energía como los combustibles fósiles, cuyas reservas son finitas.

La energía solar no emite gases de efecto invernadero, por lo que no contribuye al calentamiento global. De hecho, se muestra como una de las tecnologías renovables más eficientes en la lucha contra el cambio climático. Además, este tipo de energía ya es más barata que las fuentes convencionales. Cada vez son más los países que apuestan por las energías renovables como la solución más sostenible y económica para mover el mundo.

España es un claro ejemplo de esto. Las placas solares y los sistemas fotovoltaicos están en plena expansión en nuestro país, sobre todo a raíz de la eliminación del impuesto al sol. El año pasado se instalaron en España la cifra histórica récord de 4.752 megavatios (MW) de energía solar fotovoltaica. Más del doble que en el 2008, según cifras del Informe Anual de la Unión Española Fotovoltaica (Unef). Cabe destacar también el crecimiento del autoconsumo, que supuso 551 MW de los 4.752 instalados en el 2019. Casi se duplicó en comparación con el 2018.

Aislamiento térmico para tejados con placas solares

Quien tiene una cubierta para aprovechar el sol puede tener un tesoro. Una instalación de paneles solares generará un ahorro de más de 700 euros anuales en el recibo de la luz de una vivienda media en España, según un estudio de Selectra.

Sin embargo, a la hora de instalar paneles solares en el tejado de nuestro hogar nos encontramos con un problema: conseguir que el aislamiento térmico del tejado no se vea perjudicado y garantizar la unión perfecta entre nuestro tejado y la placa.

Los anclajes químicos pueden ser nuestro mayor aliado para evitar esto. Quilosa ofrece diferentes opciones que cubren todas las necesidades en función del tipo de soporte sobre el que realizar la instalación. Son la elección adecuada para realizar fijaciones garantizando la máxima eficiencia.

Otra opción es el sellador PU-60, un adhesivo elástico de poliuretano de alto módulo. Entre sus puntos fuertes podamos contar su gran resistencia y alta capacidad para soportar esfuerzos dinámicos, golpes o vibraciones.

Ambos productos garantizan una fijación sostenible y duradera de la placa solar sobre la cubierta, sin comprometer el aislamiento térmico del tejado. Colocar unas placas solares o paneles fotovoltaicos en la cubierta de una vivienda o edificio puede poner en riesgo la sostenibilidad de la construcción si no se realiza correctamente.

Contar con productos que favorezcan la correcta unión de la placa solar y la cubierta, que garanticen su correcto funcionamiento y que, además, mejoren la eficiencia térmica en el interior es esencial para conseguir una vivienda sostenible. Proteger los tejados con sistemas como la membrana impermeabilizante COOL-R es esencial para alcanzar esos objetivos. Gracias a la alta reflectancia de este producto, conseguimos reducir la temperatura de la cubierta durante los meses de mayor insolación, una característica que mejora el rendimiento de las placas solares y los paneles fotovoltaicos. No se trata de algo menor. El rango óptimo de temperatura de muchos de estos paneles está por debajo de 32°C y en caso de superar los 43°C su rendimiento puede verse reducido hasta en un 50%.

Innovaciones en el aislamiento térmico de tejados con placas solares 

Utilizar sistemas adhesivos químicos en vez de mecánicos es una de las tendencias que están ganando fuerza en el sector de la construcción. No solo por los avances en investigación, que han conseguido hacer más sostenible la composición de estos productos, sino también porque están demostrando ser la opción más eficiente para garantizar la durabilidad y el aislamiento de la construcción.

Quilosa despunta en el desarrollo de estos productos. Para un futuro próximo, están creando un adhesivo que permita unir el panel solar al perfil de aluminio que siempre lo acompaña en la instalación. Una fijación que suele hacerse mecánicamente pero que Quilosa confía en poder realizar químicamente para que la instalación de la placa solar sea lo más eficiente posible, desarrollando un producto que, además de garantizar la máxima sujeción, logre también soportar los rayos UV, altas temperaturas o fenómenos meteorológicos como la lluvia.

En conclusión, detrás de la energía solar hay un sinfín de ventajas tanto económicas como sostenibles. Quilosa ofrece soluciones completas para que la energía solar sea medioambientalmente responsable incluso en la instalación de las placas solares. Crear un planeta más sostenible es responsabilidad de todos y Quilosa pone a nuestro alcance las herramientas necesarias para conseguirlo.

Fuentes: ABC, La Vanguardia

Noticias relacionadas